WEB SOLIDARIA CON TODOS LOS PUEBLOS OPRIMIDOS DEL MUNDO
    Mapa Web  |   Quiénes somos  |   Útiles  |   Libro de visitas  |   Glosario Alfabético
  INDIA TIBET NEPAL BANGLADESH SRI LANKA ESPIRITUALIDAD GLOBALIZACION C. CLIMATICO  

Inicio
INDIA - Perfiles
Geografía
Población
Estados
Lugares de interés
Historia y Política
Cultura y Arte
Medios de comunicación
Lenguas
Economía - Industria
     Economía (2001)
     Europa vende,India compra
     Un paraíso de crecimiento
     India permite el éxito
     Binomio riqueza-pobreza
     Outsourcing
     Bangalore, auge y malestar
     Chavez: Petróleo para India
5 lecciones de India >> 
     India en 2050
     Reforma en India
     India y China
     El Banco Grameen
     Una charla con Yunus
     10 más ricos en India
     10 megaciudades
     Documentos
Agricultura
Medio Ambiente
Aspectos Sanitarios
Ayurveda
Temas Sociales
Voluntarios en Calcuta
Mundo O.N.G.
Prepara tu viaje
Galería de Fotos
Tribuna
Curiosidades
Biografías
Gastronomía
Enlaces
Librería
DELHI
Click para más detalles del tiempo en Delhi
MUMBAI (Bombay)
Click para más detalles del tiempo en Bombay
KOLKATA (Calcuta)
Click para más detalles del tiempo en Calcuta
CHENNAI (Madrás)
Click para más detalles del tiempo en Chennai
BENGALURU (Bangalore)
Click para más detalles del tiempo en Bangalore


PERIÓDICOS

TELEVISION

Radio



 
Tablón de anuncios Planning voluntarios Mundo ONG


  
ECONOMÍACinco lecciones de India



Cinco lecciones de India

ANDRES OPPENHEIMER - 2007 The New Herald

Hay varias lecciones que América Latina podría extraer del rápido desarrollo de India, que ha ayudado al país a cuadruplicar su clase media y a sacar de la pobreza a más de 100 millones de personas en las últimas dos décadas. Recordemos que la economía de India ha estado creciendo a un ritmo constante durante los últimos 15 años, alcanzando tasas de crecimiento anual del 8 por ciento en los últimos dos años.


NUEVA DELHI, India

Durante mi visita de dos semanas a India, formulé a varios altos funcionarios la misma pregunta: ¿Que está haciendo la India para crecer casi dos veces más rápidamente que América Latina, y estar reduciendo la pobreza mucho más que los países latinoamericanos? Muchos países latinoamericanos harían bien en seguir algunos ejemplos de India. Las respuestas que recibí fueron sorprendentemente francas, y acertadas.

Antes de entrar en detalles, recordemos que la economía de India ha estado creciendo a un ritmo constante durante los últimos 15 años, alcanzando tasas de crecimiento anual del 8 por ciento en los dos últimos. En comparación, América Latina ha crecido alrededor del 4.5 por ciento en los últimos dos años.

Y también dejemos en claro que en India hay cosas que pocos querríamos emular en América Latina, como el sistema de castas -que aunque prohibido por las leyes, sigue vigente-, su costumbre generalizada de realizar "matrimonios arreglados" por los padres, o las crónicas de los 10 millones de abortos de mujeres en las últimas dos décadas por parte de padres que sólo quieren tener hijos varones.

Sin embargo, hay varias lecciones que América Latina podría extraer del rápido desarrollo de India, que ha ayudado al país a cuadruplicar su clase media y a sacar de la pobreza a más de 100 millones de personas en las últimas dos décadas.

Primera lección: la continuidad rinde sus frutos. A diferencia de muchos países latinoamericanos que cambian sus políticas económicas con cada nuevo gobierno, India ha mantenido el rumbo de sus reformas económicas.

Desde 1991, India ha abierto la mayoría de los sectores de su economía - incluyendo aerolíneas, ferrocarriles y compañías telefónicas- al sector privado, sin generar grandes resistencias.

Aunque India es una democracia ruidosa, existe un consenso general de que la estabilidad genera inversión, y que no hay crecimiento sin inversión. Hasta los comunistas de India se han vuelto promotores de las inversiones. Este mes, el gobierno comunista del estado de Bengala Occidental acaparó los titulares al otorgarle tierras rurales a la multinacional Tata Motors para que construya una planta automotriz, y pese a violentas protestas por parte de agricultores y campesinos locales.

Segunda lección: hay más de una manera de privatizar. A diferencia de lo que ocurrió en varios países latinoamericanos, que vendieron grandes monopolios estatales a inversionistas privados, India ha permitido sobrevivir a varias empresas estatales, pero las ha obligado a competir con las nuevas firmas privadas. Eso ayudó a reducir la oposición social a las privatizaciones.

"Hace 10 años, las telecomunicaciones eran un monopolio del estado", me comentó Montek Singh Ahluwalia, el Ministro de Planificacion de India. "No privatizamos todo el sistema de telecomunicaciones estatal, como lo hizo Brasil, sino que abrimos el sector a empresas privadas. Les permitimos participar, cosa que antes no podían hacer".

Tercera lección: el gradualismo rinde frutos. A diferencia de lo que hicieron muchos países latinoamericanos, que privatizaron las empresas estatales de la noche a la mañana, India abrió su economía gradualmente, en el transcurso de los últimos 15 años.

Cuarta lección: invertir en la educación da resultados.Gran parte del actual crecimiento económico de India se debe a la próspera industria informática del país, que genera ingresos de 23 mil millones de dólares al año. Las compañías multinacionales más grandes del mundo han establecido sus centros de software en Bangalore y en Hyderabad. Acuden ahí para aprovechar la oferta de los más de 300 mil ingenieros que India genera al año, y que ofrecen sus servicios por sueldos mucho más bajos que en los países industrializados.

Tomando como punto de partida el legado educativo del imperio británico, la India recién independizada, creó, en 1951 el Instituto Tecnológico de la India, una universidad estatal con estándares de admisión más estrictos que los de Harvard (tiene 130 candidatos para cada puesto de alumno, contra 10 candidatos por alumno en Harvard).

Quinta lección: la meritocracia tiene sus ventajas. Mientras que la educación en India es en gran parte gratuita, el país estableció un sistema escolar meritocrático, en el que los estudiantes tienen que aprobar rigurosos exámenes de ingreso en la escuela secundaria, y cuyas calificaciones ayudan a determinar a qué universidad pueden asistir.

La competencia empieza en el jardín de infancia: tanto, que la Suprema Corte tuvo que intervenir recientemente para moderar los exámenes en los jardines de infancia para los niños así como las entrevistas a los padres. La Corte dictaminó dichos exámenes, suponían demasiado estrés para los niños a una edad tan temprana.

El autor es corresponsal extranjero y columnista de The Miami Herald y El Nuevo Herald.


FUENTE:   Tribune Media Services International


En el caso de que el autor o propietario de la página de origen referenciada, se considere perjudicado o crea improcedente la reproducción de este artículo, o no desea que su web figure impresa, rogamos se nos notifique y su petición será considerada con la mayor brevedad.



 

mail
infoindia@indiga.org